Bueno, bonito gratuito

Bueno, bonito y gratuito

Bueno, bonito y gratuito, si así no es el dicho, ¿Por qué este título?, que cliente no te ha dicho: “eso es muy caro” o “eso no me gusta” o “eso lo hago yo”… y hasta el infinito y más allá.

Community Manager, diseñador gráfico, informático, programador web, bloguero, creativo, fotógrafo, y así una largo etcétera de sectores, sectores no valorados, quizá por que realizan un trabajo no tangible, no te vende unos zapatos, no te alicatan una cocina, no te pone un cerveza, pero claro, un psicólogo tampoco y te cobra 60€ una sesión de una hora, un médico privado ni te cuento, un academia de inglés o de preparación de oposiciones… y ojo no estoy diciendo que sus tarifas no sean correctas, ni que no sean profesionales, simplemente me pregunto, porque a ellos no se les cuestiona su trabajo, y se paga sin protestar sus facturas y a los antes mencionados sí.

Se cuestiona todo y no se valora nada, vamos a ver algunos casos:

El Diseñador Gráfico

Bueno, bonito gratuito

El artista de los colores, el creativo, el de los diseños imposibles, el que pone el primer ladrillo para empezar a crear una marca, pues este pobre diablo, cuando tiene un proyecto que presentar no se le quita de la cabeza hasta que lo termina, es decir, su cabeza trabaja 24h al día y no solo delante del ordenador, en la cama, en la ducha, cuando sale a correr…

Para que luego su trabajo no se vea recompensado, y aquí no hablo del tema económico (que también) si no, que el día que presentas tu trabajo final, te lo tiran por tierra a las primeras de cambio con comentarios como:

“Eso me lo hace mi cuñado gratis”, “La idea es muy básica, le habrás dedicado 10 minutos”, “¿Y por esto me vas a cobrar?”, cuando no destrozan el trabajo realizado con cambios absurdos y sin ningún tipo de sentido, porque claro, el diseñador gráfico no ha estudiado los fundamentos del diseño, no ha trabajado su creatividad durante horas y el cliente sí.

El Programador Web

Bueno, bonito gratuito

El que con un código te hace una web funcional, estudia una estructura correcta de funcionamiento y mantiene la página activa, si algo se tuerce durante la creación de la web, pierde dinero en horas trabajadas en ese problema, gestiona el hosting y el dominio con la empresa contratada, lleva el mantenimiento de la tienda online.

Pero claro, como pasa su tiempo metido en una “cueva” y no ve la luz del sol, no se sabe que está haciendo, a que dedica su tiempo, si total solo es una web más entre millones.

El Community Manager

Bueno, bonito gratuito

Hace que tu marca cobre sentido en las redes sociales, trabaja para conocer a tu empresa y a tus clientes, gestiona 50 perfiles sociales a la vez, vive 24 horas pegado a su Smartphone, está a la última en todas las tendencias que existen.

“Lo mejor” del community manager es esto, ya verás como estarás de acuerdo conmigo:

Un tipo cualquiera: ¿Y tú, a que te dedicas?

CM: Soy Community Manager.

Un tipo cualquiera: ¿Y eso qué es?

CM: Me encargo de gestionar las redes sociales de una empresa o una marca (así resumido)

Un tipo cualquiera: O sea, que estas todo el día con el Facebook y el Twitter liado, ¿No? ¿Y por eso te pagan?

CM: Pues sí, y se debería pagar bastante bien.

Un tipo cualquiera: ¡Venga hombre!, ¿pagarte bastante bien, por hacer lo que yo hago todos los días, estar enganchado al móvil a todas horas?

CM: …

No me digas que no te ha pasado como community manager.

Hace un par de semanas, estuve en un negocio de mi ciudad, para ofrecerle los servicios de community manager, le explique en qué consistía mis servicios y que coste tenían, se le vio muy interesado.

A los tres días, volví a hablar con el cliente su respuesta ya la conoces:

“Me parece muy caro y total, el Facebook lo lleva mi hermano”.

Oleeeeeee…

El Técnico Informático

Bueno, bonito gratuito

La navaja suiza de la tecnología, para familiares y amigos repara todo lo que tenga electricidad y pantalla, arregla y destripa ordenadores, conoce cualquier programa que salga al mercado…

Pero cuando a un cliente listillo, le da un diagnóstico del error de su equipo, las respuestas suelen ser siempre las mismas:

“No, eso no es lo que le pasa”.

“Yo no he tocado nada”.

“Me estás hablando en chino”.

Eso sí, en este tipo de casos siempre aparece el cuñado de turno, el cual es una auténtica “máquina” de la informática, porque sabe instalar un impresora.

Cuando hablas de dinero solo puedes mencionar las piezas cambiadas o reparadas, las horas de trabajo no valen nada, no igual que las de un mecánico de coches o el del técnico de la caldera, no es lo mismo, noooo!!

Pues eso, Bueno, bonito y sobre todo gratuito lo quieren muchos.

Y después de haberte dado la chapa durante un rato, te voy a dar mi conclusión:

Conclusión:

  • La gente cuestiona y critica siempre lo que no conoce, pero además de forma automática y gratuita.
  • No se valora el trabajo creativo, ¡¡cómo no se ve!!
  • Mucha culpa (no toda) de que no se valoren este tipo de trabajos, la tenemos los propios profesionales.
  • Existe mucho intrusismo laboral en algunos de estos sectores.

Y hasta aquí el artículo de hoy, algunas de las situaciones mencionadas, forman parte de mi carrera profesional, las otras de muchos de mis compañeros.

Ya sabes si eres un profesional de algunos de los sectores mencionados a valorarse más y si eres un posible cliente, piensa que aunque no se vea, es mucho, pero que mucho trabajo el que hay detrás.

Y tú, tienes alguna experiencia que contar, déjame un comentario un poco más abajo.

Imágenes: Pixabay

 

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR